domingo, 22 de noviembre de 2009

El König 32mm 2”

Este ocular fue mi primer ocular de dos pulgadas, comprado allá por la primavera del 2001 (que ya ha llovido). Lo compré prácticamente a la vez que el ST120, pues era necesario un ocular de dos pulgadas para poder lograr 3.2º de campo con este telescopio, como se puede ver en la siguiente tabla

Ocular

Aumentos

Campo

Pupila de salida

Meade S.Plössl 40mm

15x

2.58º

8.0mm

König 32mm 2”

19x

3.25º

6.4mm

Meade S.Plössl 26mm

23x

2.12º

5.2mm

El Plössl 40mm de Meade proporciona el máximo campo posible en 1.25”, que se queda en 2.6º, un campo realmente amplio, pero insuficiente para meter el Velo completo. El Konig 32 solucionaba este problema, y además no era excesivamente caro.

Descripción física.

K32-Pres

Aquí tenemos el ocular, que es un ejemplar pequeño para ser un ocular de 2”. Mide 76mm de alto por 56mm de diámetro máximo, y las superficies externas de las lentes dan unos reflejos granate-verdosos, así que al menos esas superficies sí que son multicoated. El ocular es tan compacto porque el diafragma de campo está muy bajo, como se puede ver en la siguiente imagen

K32-Front2

donde de paso se puede apreciar que el ocular cuenta con la habitual rosca para filtros, y el interior está impecablemente oscurecido para evitar reflejos parásitos. Hasta donde sé, el ocular tiene una configuración de lentes 1-2-1 propia de los Königs II, cuyo diseño original especificaba un campo de 55º y un cono de luz crítica de f/5. El ocular que vendía University Optics ofrece 60º de campo, con un diafragma de campo de unos 34mm de diámetro, y una lente de salida de unos 33mm de diámetro. El diafragma de campo queda a unos –24mm del tope del casquillo de dos pulgadas.

K32-Up

En esta imagen se puede comprobar el excelente tamaño de la lente de salida, comparado con dos Plössl de 1.25”. De izquierda a derecha, el Meade SP 26mm, el Konig 32 y el Celestron E-Lux 25mm.

Rendimiento óptico.

Puesto al telescopio, el ocular ofrece los 60º de campo aparente declarados por el fabricante, careciendo de distortion (diferencia del aumento entre el centro y el borde de la imagen) y de color lateral. En los telescopios en que lo he probado, el ocular tiene el diafragma de campo en foco, y una mínima curvatura de campo. La aberración dominante es el astigmatismo residual, que se muestra siempre a partir de los 55º de campo, y cuya importancia depende del telescopio. En los telescopios de focal corta el astigmatismo llega a resultar bastante molesto en el borde extremo, con telescopios de focal moderada reduce progresivamente su importancia, aunque incluso a f/10 todavía muestra algo de astigmatismo en borde (aunque en esa focal la zona libre de astigmatismo ya aumenta hasta unos 57º). En el área central el rendimiento es bastante bueno, con una corrección geométrica buena, pero no tan buena como otros oculares similares (particularmente, el Konig MK70 40mm de la misma marca). En el ST120, que es un f/5, ofrece casi 3º exactos de buenas imágenes, con un astigmatismo progresivo (y que se incrementa de manera fuerte al acercarse al borde) a partir de ahí, de manera que sirve justo para meter el Velo completo en la zona de buenas imágenes. En el SCT el rendimiento en bordes mejora, aunque pese a todo queda algo de astigmatismo residual. En mi OTRO SCT, un LX200 de 10” aplanático, el rendimiento es, cuanto menos, curioso. En este telescopio la spot size estelar es significativamente mayor que la del MK70 40mm o la del Nagler 22 (y mayor de lo que es habitual en este ocular), pero la mantiene perfectamente homogénea a lo largo de todo el campo, sin restos de astigmatismo ni en el borde extremo (aunque como digo, la spot size estelar es aproximadamente el doble de lo habitual en este ocular, lo que tal vez explique la ausencia aparente de astigmatismo). Como el ocular tiene un buen contraste y saturación de color, esa spot size más grande de lo habitual sirve para ver mejor el color de las estrellas, y es un ocular realmente espectacular para observar cúmulos abiertos y campos estelares. En el C9.25XLT, que sigue un diseño SCT más clásico y no aplanático (esto es, tiene un ligero residual de coma en borde extremo), el rendimiento es más normal, con unos 57º libres de astigmatismo, un aumento progresivo del astigmatismo a partir de ahí, y la spot size habitual del ocular en la zona libre de astigmatismo (que como digo, sigue siendo algo mayor que la del MK70 o la del Nagler 22). Por tanto, en el C9.25XLT es un ocular intermedio que no ve demasiado uso, puesto que el Nagler 22 ofrece mejor rendimiento general, y el MK70 ofrece más campo y mejores resultados con campos estelares y nebulosas extensas.

Pese a todo, el Konig 32 es un ocular bastante interesante. La calidad de imagen es comparable a la de un Plössl de gama alta, con una excelente transmisión de luz y un buen contraste y definición, aunque como todos los oculares formados por lentes convencionales, no llega a los niveles de contraste y saturación de color de los oculares que emplean elementos de dispersión especial (Panoptic, Nagler y compañía).

En cuanto a usarlo en otros telescopios, con los newton no se lleva particularmente bien, pues la coma se superpone al astigmatismo y por tanto el ocular ofrece un pobre rendimiento en bordes. Con los APO se lleva mejor, puesto que el limitado campo aparente hace que no sea demasiado sensible a la curvatura de campo. En los habituales APOs chinos entorno a f/7.5 rinde razonablemente bien, con unos 55º libres de aberraciones y problemas no demasiado evidentes a partir de ahí, y en los APO f/9 comienza a ser necesario buscar el astigmatismo en bordes, pues ya no salta a la vista observando normalmente.

K32-Gen

En esta imagen lateral se puede ver cómo el ocular no es mucho mayor que un ocular típico de 1.25”. Finalmente, como me gusta tener los oculares bien resguardados, en su momento le compré uno de los botes de plástico al estilo de los de Meade, para tenerlo mejor guardado cuando no está en uso.

K32-Bote1

A su lado, como siempre, el E-Lux 25mm y el Meade SP 26mm.

Byes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada